Estos son los últimos ejercicios resueltos de formulación inorgánica

Artículo de ejemplo 02

I gotta piss Normally, both your asses would be dead as fucking fried chicken, but you happen to pull this shit while I’m in a

Los ejercicios de formulación inorgánica paso a paso.

Para poder controlar los ejercicios de formulación y nomenclatura inorgánica, y afrontar con garantía los ejercicios de formulación, hay que seguir una serie de pasos que te expongo a continuación.

Soy consciente de que a algunos alumnos algunos de estos pasos se os hacen una montaña. Si queréis aprender a formular de una vez por todas y que no se os olvide nunca debéis seguirlos con cierta disciplina. Sigue leyendo, verás que no es para tanto.

Paso 1. Aprender la tabla periódica.

Este es el gran caballo de batalla, y la causa por la cual la gran mayoría nunca llega a formular.

Te lo prometo, puedes aprenderte la tabla periódica en una semana dedicándole 10 minutos al día. Eso si, olvídate de cancioncitas y frases para esto, salvo una excepción que te contaré.

Debes aprenderla por grupos. Dos al día. Fija en tu memoria el orden de los grupos pues es muy importante. Después asociarás los grupos a sus valencias. Al final de todo habrás de aprender algunos elementos de transición que afianzarás con la práctica.

Y ya está. Lo que te he dicho. Una semana diez minutos al día.

Paso 2. Aprender los distintos tipos de nomenclatura.

Los compuestos químicos por distintos motivos históricos tienen distintas denominaciones. Es decir, una misma sustancia puede llamarse de diferentes maneras.

Deberás conocer este hecho y saber en qué se basa cada una de las diferentes formas de nombrar las sustancias químicas.

La nomenclatura química tiene sus particularidades y hay que conocerlas.

Aquí llegamos a un punto controvertido. Hasta hace pocos años estaba muy extendido el uso de la nomenclatura llamada tradicional. Este tipo de nomenclatura ha sido descartado, salvo excepciones, en la nueva nomenclatura regulada por la IUPAC. Sin embargo esta nomenclatura te la encontrarás en mucha bibliografía e incluso en productos comerciales actuales.

Seguiremos aquí la tendencia marcada en los nuevos libros de texto y utilizaremos la nomenclatura tradicional únicamente, pero de forma preferente, en el caso de los ácidos y las sales.

Paso 3. Distinguir entre metales y no metales.

Los distintos compuestos químicos se forman por el establecimiento de enlaces entre los átomos del mismo. El tipo de enlace formado depende del carácter metálico o no metálico de estos átomos.

Cada tipo de compuesto se forma a partir de la unión de metal con no metal o de no metal con no metal, lo que resulta determinante para el tipo de compuesto que se forma y sus posteriores propiedades químicas.

Así pues, una vez aprendida la tabla periódica habremos de distinguir claramente entre estos dos tipos de elementos.

Paso 4. Identificar los elementos poliatómicos.

Hay algunos elementos que en su estado fundamental se presentan en forma molecular, como unión de varios átomos. Esto sucede sobretodo con los elementos gaseosos.

Será necesario que conozcas cuales son para formularlos correctamente.

Paso 5. Formulación de compuestos binarios.

Los compuestos binarios son aquellos formados por átomos de dos elementos. La forma de nombrarlos y formularlos es muy parecida para todos los tipos.

Deberás esforzarte únicamente en saber diferenciar las diferentes familias de compuestos existentes. Habrás de aprender a formular óxidos, peróxidos, hidróxidos, hidruros y sales binarias.

Estos compuestos son relativamente sencillos de formular aunque pueden presentar alguna dificultad a la hora de nombrarlos.

Paso 6. Formulación de compuestos ternarios.

Una vez hayas comprendido las normas de formulación y nomenclaturas anteriores, estarás preparado para enfrentarte a los ejercicios de formulación de ácidos.

Te voy a enseñar un método que nunca olvidarás. Nada de sumar aguas ni nada de eso, no podemos andar así por la vida. Es un método que te simplificará el proceso y te llevará de forma natural a la automatización del mismo.

Cuando sepas formular ácidos estarás preparado para formular sales ternarias. Aquí aprenderás el arte de la disociación de ácidos y sales, fundamental para la resolución de ejercicios ácido base y redox.

Paso 7. Otros ejercicios de formulación inorgánica.

Para finalizar y ya a nivel universitario aprenderás a formular los compuestos basados en la formación de iones complejos.

Esta es algo más complicada porque hay que memorizar numerosos grupos de coordinación que tienen nombres específicos y estar muy atentos a las reglas de ordenación de los mismos. De todas formas no es nada que no se pueda resolver con un poco de práctica.

Para terminar déjame que te recuerde la importancia de que consolides bien estos conocimientos. Los ejercicios de formulación inorgánica son a la química lo que el abecedario es a la lectura. Si no sabes formular nunca podrás avanzar con comodidad en el conocimiento de esta ciencia.

Así que ánimo y al toro. Te garantizo que en 15-20 días estarás formulando como un profesional.

Ir arriba